Los números del pélet: precios estables y equipos térmicos en aumento

La producción de pellet ha aumentado un 20 % durante el pasado año 2020, teniendo en cuenta que la producción de péllets en 2019 fue de 714.000 toneladas, se prevé que la producción siga en aumento y llegue a alcanzar las 900.000 toneladas de aquí a 2022, según los datos aportados por el Informe Péllets 2020, elaborado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) y recogidos a su vez por la Asociación Europea de la Biomasa.

El aumento significativo de la demanda se ha traducido en la proliferación de fabricas de pélets que ha pasado de las 28 existentes hace a penas 10 años, a las 82 con las que contamos en la actualidad. Hoy en día, hay fábricas peletizadoras en 16 de las 17 comunidades autónomas, lo que ha generado miles de nuevos empleos estables en el medio rural.

Destaca doblando en su producción respecto al resto de comunidades autónomas, Castilla y León con más 223.000 toneladas, seguida de Cataluña con 97.000 toneladas, Galicia 86.000 toneladas y Castilla-La Mancha que cuenta con 10 plantas peletizadoras en activo desde 2017 con una producción en aumento que, en 2019, fue de 55.899 toneladas, el 9% del total fabricado en España. Dicha producción, va en consonancia con el aumento significativo en la demanda de péllets y a su vez con el incremento de la instalación de calderas, estufas, chimeneas y redes de calor, alimentadas por biomasa, en sustitución de sistemas de calefacción alimentados por energía fósil proveniente de terceros países.

El precio frente a otro tipo de combustibles es fundamental también a la hora de optar por el péllet. Aproximadamente el 77% de la producción en la actualidad se destina a uso doméstico. Este año en particular, a pesar de las dos semanas de frío intenso provocado por “Filomena”, no ha sido un invierno de bajas temperaturas y algunas fábricas siguen comercializando stock de la campaña anterior. Este es uno de los motivos por el que los precios se mantienen contenidos en lugar de ver las habituales subidas de esta época del año.

El estudio de precios del pellet que realiza AVEBIOM cada trimestre también muestra su evolución desde el primer trimestre de 2012. En ésta gráfica podemos ver cómo ha evolucionado el precio del pellet en sus distintos formatos de venta desde 2012. En 2020 continúa la bajada de precios que ya experimentó el mercado en los últimos meses de 2019.

Del mismo modo, y según los últimos datos aportados por la herramienta Observatoriobiomasa, el número de instalaciones térmicas que utilizan biomasa como combustible no ha parado de crecer, situándose durante 2019 en 58.711.

La oportunidades y beneficios que ofrece el pélet como combustible son significativos en términos sociales, económicos y medioambientales. Los beneficios ecológicos del pellet y de la biomasa en general son más que evidentes. Gestionar, reciclar y aprovechar los recursos que la madre tierra nos da es mucho más sostenible y respetuoso con el medioambiente que la utilización de cualquier combustible fósil y más barato.

Actualmente España junto a otros países de UE, apuesta por una salida “verde” para la Economía Post Covid, lo que unido al proposito de la UE de llegar a un acuerdo para alcanzar los objetivos de descarbonización en 2030, hace que soplen vientos favorables en el sector.

Related Posts

Leer más

Presentación en Argentina

Ecofricalia, junto con Automación K (distribuidor oficial en Buenos Aires), han realizado en la capital argentina…